Se ha producido un error en este gadget.

jueves, 2 de septiembre de 2010

CENTRÁNDONOS Y DECLARANDO



Les voy a pedir que se sienten derechos, dejen todo lo que tengan en las manos. Coloquen sus manos sobre sus muslos. Cierren los ojos para realizar un pequeño centrado. Respiren profundamente tres veces, inhalando por la nariz y exhalando por la boca y hasta relajar todo su cuerpo. Uno, dos, tres……Van a comenzar con los pies, piernas, muslos, caderas, panza, estómago, garganta, hombros, brazos, manos, cuello, cabeza. Y se van a disponer a escuchar-se mientras leen en voz alta lo siguiente:

HOY CREO: Hoy creo que me irá bien. Hoy anticipo cosas agradables, caras sonrientes, relaciones armoniosas.

Hoy creo en mí, en mi propio valor interior. Confío en que mantendré, durante todo el día, una actitud positiva, la cual se traducirá en actos eficientes y exitosos.

Hoy creo en el otro. Frente a cualquier cosa que me moleste de otra persona, me diré que es causado por algo que no comprendo de momento. No juzgaré y así no me heriré. En cambio, seguiré creyendo en él, en su buena fe, en su propio valor diferente del mío, y seguiré esperando siempre algo mejor de él, sabiendo que aquello que espere, eso tendré.

Hoy creo en Dios, en un Dios que me ama, que cree en mí, que sabe los logros de que soy capaz, porque El mismo puso en mi las cualidades necesarias para tenerlos.

Hoy demostraré mi agradecimiento usando esas cualidades, y así creceré en eficiencia, en simpatía y en felicidad. Hoy creo que soy valioso para Dios. Hoy creo que soy querido por El, y que seré cuidado y protegido.

No me domina el ayer. No me preocupa el mañana. Soy libre hoy porque……………… HOY, CREO.

Te dejo una tarea: ¿Qué pensás que es esto??? Hasta mañana.

No hay comentarios:

Publicar un comentario