Se ha producido un error en este gadget.

domingo, 2 de octubre de 2011

CREER PARA VER

           Ser hombre
Nunca me cansa mi oficio de hombre.
Hombre he sido y seré mientras exista.
Hombre con los que buscan entre escombros
la verdad necesaria y prohibida;
hombre entre los que labran con sus manos
lo que jamás hereda el alma digna;
porque de todo cuanto el hombre ha hecho,
la sola herencia digna de los hombres
¡Es el derecho de inventar su vida!
Jaime Torres Bodet
         Cuando ante algún hecho no corriente, escucho las opiniones que se desatan, me llama la atención cómo se repite, algo así: “No, mi amigo, si yo no lo veo, no lo creo”.
            Una de las herramientas poderosas que el Coaching desarrollará en vos, es la de que logres dar vuelta ese juicio –porque lo dicho, no es más que uno de ellos-, de manera tal que puedas CREAR lo que quieras para tu vida.
            ¿Qué es este juego de palabras? ¿No estábamos hablando de CREER? ¿Qué tiene que ver CREAR?
            Tanto tienen que ver ambos verbos que las primeras personas de ambos, es LA MISMA:
Yo creo (de creer)
Yo creo (de crear)
            Y esto es así porque cuando CREEMOS en algo, abrimos la posibilidad de CREARLO para nosotros.
Puede considerarse un milagro, la capacidad de creer que nada es demasiado bello para ser cierto.
            Vos…
            ¿Crees porque ves?
O
            ¿Ves porque crees?
            Es muy importante que salgamos de la transparencia y de la repetición de “Creo porque veo”.
v     Cuando creo porque veo estoy demostrando un miedo interno de verme defraudado. “Prefiero creer que no se me va a dar, así no sufro cuando eso suceda”. Declaración que te debilita a un punto tal de dejarte sin recursos para avanzar en tu vida. Y sin embargo, algunos la eligen. ¿Cómo te suena “Prefiero creer que se me va a dar, así imprimo energía creadora a esa posibilidad”?
Puedes, si crees que puedes. Norman Vincent Peale

v     Cuando creo porque veo, también descreo porque no veo, y esa CREENCIA de no CREER ES la que produce la no CREACIÓN.
No es necesario subir a una montaña para saber si es alta.
v     Cuando creo porque veo, hago verdadero un juicio, y los juicios no son ni verdaderos ni falsos, CREAN nuestra felicidad o nuestro dolor y surgen de la conversación interna que elijamos transitar.
Tanto si crees que puedes o que no puedes, ¡ESTÁS EN LO CIERTO! Henry Ford
¿Cuál es tu bloqueo para creer?
¿Qué te parece que estás perdiendo por creer?
¿Para qué no crees?
¿Para qué te sirve tu incredulidad? ¿De qué crees que te protegés con ella?

¿Cómo te sentirías creyendo?
¿Cómo experimentarías la creación que sigue a tu credulidad?
Creé en lo que no ves para ver en lo que creés.
Un hombre se puso a construir un faro en medio del desierto. Todos se burlaban de él y lo llamaban loco.
- ¿Para qué un faro en medio del desierto? - exclamaban.
El hombre no hacía caso y, callado, seguía su labor.
Un día, por fin terminó el faro. En la noche sin luna y sin estrellas el espléndido rayo empezó a girar en las tinieblas del aire, como si la Vía Láctea fuera un carrusel.
Y sucedió que en el momento en que el faro lanzó su luz, surgió,  en el desierto,  un mar. Y hubo buques y trasatlánticos. Y vuelos submarinos de ballenas, y puertos con mercaderes de Venecia, y piratas de barba roja, y holandeses errantes y sirenas.
Todos se asombraron, menos el constructor del faro. Él sabía que si alguien enciende una luz en medio de la oscuridad, al brillo de esa luz surgirán muchas maravillas.
Por el placer de compartir. Rita

jueves, 15 de septiembre de 2011

SABERLO TODO


Hay una antigua historia india sobre un príncipe que estaba cazando, cuando le dispararon una flecha envenenada en el corazón. La flecha parecía haber salido de la nada. Antes de que los médicos pudieran empezar a administrarle sus medicinas, el príncipe ordenó: "Primero decidme qué veneno hay en la flecha". 
Una vez que el veneno fue identificado, los  médicos se dispusieron a empezar sus tratamientos. Pero el príncipe ordenó: 
"Primero decidme con qué material esta hecha la flecha".
Cuando se lo dijeron, preguntó quién podía haber hecho la flecha. 
Durante todo ese tiempo el veneno de la flecha se iba extendiendo por su cuerpo. 
El príncipe empezó a debilitarse, pero estaba tan furioso porque le hubieran disparado, que dijo a sus doctores: 
"Primero debo saber quién me disparó. Deben traerle hasta mí, para que pueda preguntarle quién le envió". El príncipe pidió entonces que llamaran a su consejero espiritual. "Necesito saber por qué ha ocurrido esto", dijo. 
Finalmente murió, con la flecha aún clavada en el corazón... 
            ¿Te parecés al príncipe?
            ¿Necesitás saberlo todo mientras muere tu posibilidad?
            ¿Creés que podés tener todo el control?
            Entiendo que la comprensión es necesaria, que nos ponemos ansiosos por saber, que estamos esperando un desenlace y queremos adivinarlo, pero ¿qué nos pasa en ese período? La comprensión puede servir de ayuda pero no es un requisito para la curación.
            Vivimos en un mundo de incertidumbre y sin embargo pretendemos controlar lo que va a pasar y no nos damos cuenta de que aprender a vivir en esa incertidumbre puede ser redituable emocionalmente para nuestras almas. Sin pararnos a analizar si tiene sentido imaginar lo porvenir, nos angustiamos, sufrimos, imaginamos desastres, todas acciones que nos desasosiegan. Y, te pregunto: ¿resolvemos algo por transitar esos estados?
En la incertidumbre encontraremos la libertad para crear cualquier cosa que deseemos. Deepak Chopra

Los más obstinados suelen ser los más equivocados, como todos los que no han aprendido a dudar. Samuel Butler

            El aprendizaje de permanecer en la incertidumbre puede traernos mucha paz, evitarnos estados exaltados y darnos la posibilidad de seguir con nuestras vidas sin intentar ver más allá de lo que podemos.
            Cuando tenés un problema y la solución no depende de vos sino que hay otros involucrados:
            ¿Podés controlar lo que va a suceder?
            Cuando finalmente sucede el desenlace:
            ¿Es lo que esperabas con tus premoniciones?
            ¿Cuál es el beneficio de no vivir tu día a día, esperando fatalidades?
Pasamos la mitad de nuestra vida preocupándonos por cosas que jamás suceden.




Pasá de acá 





                                                  a acá


Se mide la inteligencia de un individuo por la cantidad de incertidumbres que es capaz se soportar. Immanuel Kant

Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros y los inteligentes llenos de dudas. Bertrand Russel
            Tenemos la actitud errónea, y la practicamos, de que la certeza es de donde hay que empezar y precisamente, es todo lo contrario.
            El que vive en la certeza anula sus posibilidades, se instala en el “Ya sé”, se transforma en “producto terminado” y eso CIERRA las posibilidades de crecer, mejorar, cambiar para sentirnos mejor, crear nuevas opciones…
            ¿No te parece que es demasiada pérdida?
            ¿Podés estar seguro de que tus certezas de tener razón te permiten la apertura y la relación con tu entorno?

Algunas personas nunca aprenden nada, porque todo lo comprenden demasiado pronto.
Alexander Pope.
            Animate a desafiar a tus certezas.
            Animate a cambiar tu mirada.
            Animate a crear y tener más opciones.
            Animate a no sufrir adelantando los sucesos.
            Animate a la humildad de darte cuenta de que NO LO SABÉS TODO.
            Aprendamos a vivir en el “No sé” porque éste siempre dejará espacio para nuevas experiencias y conocimientos, y aunque algo sepas, ese algo crecerá.
            ¿Podrías intentar ser más abierto?
            ¿Podrías comprender que el punto de visto del otro también vale?
            ¿Podrías dejar de juzgar desde lo que crees que es lo CIERTO?
Sí, es verdad, yo no tengo ninguna certidumbre, ni siquiera la certidumbre de la incertidumbre. De modo que creo que todo pensamiento es.....bueno, conjetural. Jorge Luis Borges.
Por el placer de compartir. Rita

           
           

viernes, 2 de septiembre de 2011

KAIZEN



            KAIZEN es una palabra de origen japonés que proviene de dos vocablos:
KAI: CAMBIO
ZEN: BUENO, MEJOR
            Kaizen es un sistema fundamentalmente aplicado a la empresa pero aquí lo usaremos en relación al Coaching personal, en relación a los cambios mejoradotes que los humanos podemos producir para que nuestra evolución sea permanente.
            El lema del KAIZEN es:
“Hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy”.
            Se distingue especialmente por APOYARSE EN LOS LOGROS OBTENIDOS PARA INICIAR LA SIGUIENTE MEJORA.
“Un hombre robusto y entusiasta pide trabajo como leñador en un gran bosque y después de una entrevista con el supervisor, consigue el empleo. Tiene asignado una sección de árboles y le entregan el material para empezar a trabajar.  El supervisor indica que volverá en unos días para ver cómo va progresando. Nuestro hombre empieza el primer día con mucho entusiasmo y al final de la jornada ha derribado 15 árboles. Al segundo día, no satisfecho del resultado del primer día, decide trabajar con más ganas y termina haciendo caer 12 árboles. Sorprendido, se acuesta pronto y al tercer día se levanta más temprano dispuesto a superar su marca, pero sólo logra hachar 8 árboles…Al cuarto día madruga junto al sol, no para, trabaja más horas y sólo puede con 6 árboles. Exhausto y desilusionado ve llegar al supervisor y le cuenta su experiencia… Al finalizar el veterano jefe le pregunta ¿En estos días cuanto has dedicado a afilar tu hacha?”

            Este es el cuento que usa Stephen Covey para explicar el 7º HÁBITO, al que él denomina AFILAR LA SIERRA.
            Se trata de que prestes atención a cómo estás haciendo las cosas. Se trata de que te des cuenta de que no importa si tu conclusión es que no las estás haciendo bien, siempre y cuando tengas presente que SIEMPRE PODÉS MEJORAR. Y aún cuando sí las estés haciendo bien, SIEMPRE HABRÁ UNA MEJOR MANERA DE HACERLAS.
            ¿Cómo estás haciendo las cosas?
            ¿Te satisfacen tus resultados?
            ¿Qué podrías hacer mejor?
            ¿Qué podrías intentar para mejorar tus resultados?
            ¿Qué más podés hacer?
            En la mejora continua no hablamos de grandes y repentinos cambios, sino que, por el contrario, TODO está signado especialmente por lo PEQUEÑO pero ininterrumpido.
            Pequeños pasos.
            Pequeños detalles.
            Pequeños avances.
            Pequeños momentos, etc.
            Y SIMPLE, lo más simple posible.
Simple y sencillo, no lo complique. Esta es otra frase base del KAIZEN.
            Hay una famosa anécdota de una compañía de aviación, una de cuyas azafatas observó que el noventa por ciento de los pasajeros, dejaba en sus platos de comida, la aceituna. La compañía decidió no servir más aceitunas y la empresa ahorró miles de millones de dólares a lo largo de un año.
Cierta vez, un profesor de administración nos habló sobre el Kaizen y usó como ejemplo un jardín japonés. En el jardín no se ven grandes cambios, pero cada día, imperceptiblemente, están haciendo pequeñas mejoras: se cortan unos brotes por allí, se quitan unas hojas secas por allá. No se realizan cambios sustanciales sino pequeños retoques diarios que significan un perfeccionamiento continuo.

Los pequeños detalles significan una gran diferencia en el resultado final.

La mejora tiene que ver con DAR MÁS, CON PODER MÁS y para eso, es básico que cuides todos tus dominios: físico, mental, espiritual y emocional. De esta forma, estarás en condiciones de DAR Y PODER con EXCELENCIA.
Cuando tengas frente a vos, a esos seres queridos en quienes querés influir para hacerles superar el SAPO que ves en sus defectos, recordá que, detrás de cada SAPO hay un PRÍNCIPE que si sabes besar con tus palabras, lograrás que aparezca.
¿Cómo cuidás tu salud?
            ¿Te capacitás para mejorar tus resultados?
            ¿Trabajás sobre tus actitudes que no generan bienestar a tu alrededor?
            ¿Investigás a ver qué hay de nuevo?

            Cada acción que realices tiene que tener un sentido, tiene que servir al TODO. Lo que no suma, resta.
            Según Masaki Imai, creador del método KAIZEN o de mejora continua, aquí hay que dar pequeños pasos, tal vez, mínimos, pero cuando se van acumulando, suponen un GRAN CAMBIO, la GRAN MEJORA. Y atención: Ningún paso sobra. Y todo lo que sobra, se elimina.
            Por el placer de compartir. Rita




sábado, 20 de agosto de 2011

ONE MORE TIME (UNA VEZ MÁS)


JUST FOR A MINUTE LORD, LET ME BE A CHILD AGAIN. NOT LONG AGO, I KNEW THOSE FEELINGS, BUT THEY SLIPPED
            Sólo por un minuto, Dios, dejame ser un chico otra vez. No hace mucho, yo sabía lo que era ese sentimiento, pero un día, el se diluyó
AWAY ONE DAY WHEN I NEGLECTED TO REMEMBER THEM. IF I MIGHT JUST ONE AGAIN:
cuando dejé de recordarlo. Si yo sólo pudiera ser uno otra vez:
……….RUN AS FAST AS I CAN FOR NO REASON BUT TO FEEL THE HARD GROUND UNDER MY FEET.
..........Correría tan rápido como pudiera sin ninguna razón sólo la de sentir el suelo duro debajo de mis pies.
……….WALK HOME FROM SCHOOL KICKING A ROCK AND DRAGGING A STICK, AMAZED BY TINY BUDS ON THE TREES
..........Caminaría a casa desde la escuela pateando una piedrita y arrastrando un palito, sorprendido por los capullos de los árboles
AND THE EARTH’S AWAKENING FROM WINTER’S SLEEP.
y el despertar de su corazón después del sueño del invierno.
……….PRESS MY NOSE AGAINST A RAIN-WASHED WINDOWPANE, RELUCTANTLY ALLOWING THE AROMA OF COOKIES
..........Apretaría mi nariz contra el vidrio mojado de la ventana, negándome a permitir que el aroma de las masitas
BAKING IN THE KITCHEN TO PULL ME FROM MY WATCH.
cocinándose en la cocina me sacaran de mi observación.
……….HEAR THE BAT SMACK THE BALL INTO LEFT FIELD, FEEL MY HANDS STING, THE SWEATER TIED AROUND MY
..........escucharía el bate tirando la pelota en el campo izquierdo, sintiendo pinchazos en mis manos, el sweater alrededor
WAIST FLAPPING AGAINST MY LEGS AS I RUN.
de mi cintura volando y golpeando contra mis piernas mientras corría.
……….CATCH THE BRIEF GLANCE, FROM ATOP MY FATHER’S SHOULDERS, OF FOUR PALE-BLUE ROBIN’S EGGS NESTLED
..........me quedaría con la breve visión, desde arriba de los hombros de mi padre, de cuatro huevos pálidamente azules anidados 
IN THE OLD OAK.
en el viejo roble.
……….PUSH DAMP HAIR FROM MY HOT FACE, CHEEKS STREAKED FROM DIRTY HANDS THAT HAVE BUILT ROADS,
..........empujaría mi cabello húmero desde mi cara caliente, mejillas marcadas por mis manos sucias que habían construido caminos,
LAKES, AND TOWNS IN LUMPY FLOWER BEDS.
lagos y pueblos en grumosos canteros de flores.
……….STOMP THROUGH PUDDLES IN SPRING’S LIGHT RAIN UNTIL MY PANTS AND SHOES ARE SOAKED…..(MAYBE
..........chapotearía  a través de charcos bajo la fina lluvia de primavera hasta que mis pantalones y zapatos estuvieran empapados (quizás
THERE SHOULDN’T BE A PUNISHMENT WHERE THERE IS NOT GUILT)
no debería haber castigo cuando no hay culpa)
……….CROUCH BEHIND A BUSH IN THE DARKNESS DURING A GAME OF HIDE-AND-SEEK, HEART PUMPING LOUDLY,
..........me agacharía detrás de arbustos en la oscuridad jugando a las escondidas, con el corazón golpeando fuertemente,
BREATH TIGHT IN MY CHEST.
la respiración apretada en mi pecho.
……….WOBBLE DOWN THE SIDEWALK ON MY NEW BIKE, BITING MY LIPS IN CONCENTRATION AS I RIDE ALONE FOR
..........me bambolearía por la vereda sobre mi bicicleta nueva, mordiendo mis labios para concentrarme como si  anduviera solo
THE FIRST TIME.
por primera vez.
……….PUT A SMALL TOOTH WITH  A PLEASANTLY  GORY ROOT UNDER MY PILLOW AND SNUGGLE INTO WARM QUILTS,
..........pondría un pequeño diente con una hermosa raíz ensangrentada debajo de mi almohada y me acurrucaría en las frazadas calentitas,
FIGHTING SLEEP FOR ONE MAGIC GLIMPSE OF THE TOOTH FAIRY.
peleando con el sueño para no perderme la mágica visión del cuento del diente.
………CLIMB ONTO MY FATHER’S LAP, SMELLING FAMILIAR AFTERSHAVE AND PACING MY OWN BREATHING WITH HIS
.........subiría en la falda de mi padre, oliendo su colonia familiar y acompasando mi propia respiración con su
STEADY RHYTHM UNTIL I FALL ASLEEP.
ritmo firme hasta caer dormido.
………LIFT MY FACE, EYES SQUEEZED SHUT AND MOUTH OPEN WIDE, TO CATCH HUGE SNOW-FLAKES ON MY TONGUE.
.........levantaría mi cara, con los ojos apretados y la boca bien abierta para cazar los enormes copos de mi nieve con mi lengua.
………FEEL THE TINGLING SLEEPLESSNESS OF CHRISTMAS EVE, LISTENING FOR HOOFS ON THE ROOF AND REALLY
.........sentiría el hormigueo de la vigilia de la víspera de Navidad, escuchando las pezuñas sobre el techo, creyendo realmente
BELIEVING IN SANTA CLAUS, BUT ALMOST KNOWING IT INS’T TRUE.
en Papá Noel y sospechando que no existe.
            WHEN DID I ACCEPT THE DIFFERENCE BETWEEN REALITY AND MAKE-BELIEVE? ON WHAT DAY DID I START
            ¿Cuándo acepté la diferencia entre la realidad y la fantasía? ¿Qué día comencé
SEEING WITH MY MIND INSTEAD OF MY HEART?
a ver con mi mente en vez de con mi corazón?
            I NEVER PLANNED TO LET THESE TIMES ESCAPE WHEN I MOVED INTO OTHERS. I DIDN’T KNOW THEY WOULD
            Nunca planeé dejar que esos tiempos se escaparan cuando crecí. No sabía que se alejarían de mi
HURRY FROM ME TO BECOME ONLY FRAGRANT REMINDERS OF A SCENT FORGOTTEN.
para convertirse sólo en recuerdos fragantes de un perfume olvidado.          
PLEASE, LORD, LET ME BE A CHILD JUST ONE MORE TIME.     
Por favor, Dios, ¡Déjame ser un chico sólo una vez más!                                                                                                                                                KATHRYN BACUS

viernes, 19 de agosto de 2011

UNO MÁS UNO IGUAL A 11


             Dentro de la VICTORIA PÚBLICA, nos encontramos con el sexto hábito: LA SINERGIA.
            Te recuerdo que el ámbito de la VICTORIA PÚBLICA tiene que ver con el hacer con otros, estamos en el mundo de las relaciones, en el espacio de la INTERDEPENDENCIA.
            La palabra SINERGIA proviene del griego, “synergo” que significa literalmente, trabajar en conjunto.
            La sinergia está íntimamente ligada al funcionamiento de los sistemas, en todos los cuales, un grupo de elementos CON CAPACIDADES O HABILIDADES DIFERENTES, se relaciona para obtener un resultado. No obstante, la sinergia en los sistemas se da, cuando ese resultado es superior al que hubiera podido alcanzar, la suma de cada resultado de los elementos, trabajando en forma aislada.
            El término se puede aplicar entonces, en innumerables áreas, ya que en todas puede existir un sistema.
            La sinergia no sólo suma las energías de los integrantes de un grupo o conjunto sino que las multiplica obteniendo siempre un resultado superior a, precisamente, la suma de los resultados de las partes. De ahí que podemos haber escuchado: “El todo es más que la suma de las partes”
“Si unimos nuestros esfuerzos, se multiplicarán nuestras posibilidades”. Anónimo

“Las fortalezas están en nuestras diferencias, no en nuestras similitudes” Stephen Covey
Te invito a hacer un ejercicio práctico que te permitirá darte cuenta de qué es esto de que EL TODO ES MÁS QUE LA SUMA DE LAS PARTES.
Estirá tus brazos hacia delante, enfrentá tus palmas, poné tus dedos pulgares hacia arriba. ¿Qué número tenés en cada mano?
¿Uno, verdad?
Ahora uní estos dos equipos (manos) que te pertenecen, acercando las palmas. Cerrá los puños y uní las manos de manera que los dos puños se toquen.
¿Qué número te queda ahora con los dos pulgares extendidos?
¿Once, verdad?
¿Podés ver que uno más uno puede tener como resultado, once?
También podemos repasar estos ejemplos:
Reloj: Minutero, segundero, máquina, todos por separado no nos podrán indicar la hora. Todos los elementos juntos, sí.
Automóviles: Las auto partes no marchan ni transportan. Todas en conjunto, sí.
¿Podés escribir una poesía sólo con letras o necesitás la combinación de las mismas para formar palabras con las cuales escribir la poesía?
En todos estos ejemplos podemos distinguir con claridad un objetivo común de cada una de sus partes siendo estas diferentes en sus capacidades y habilidades.
 Lo que no puede faltar en un sistema, sea éste el de una máquina o el de un grupo de personas, es el objetivo común. Todos los elementos del mismo deben estar dirigidos a un resultado idéntico.
¿Te unís a personas que piensan distinto que vos si, ellas tienen tus mismos objetivos, o te negás a hacerlo porque no piensan como vos?
Un ejemplo muy relevante de sinergia es la pareja, ya que también podemos definir a la sinergia como el efecto que puede resultar cuando dos personas con habilidades diferentes y complementarias, cooperan.
¿Se observa sinergia en tu interrelación de pareja?
¿Prestás atención al objetivo común que hay en la misma?
La sinergia es estimulante. La creatividad es estimulante. Es extraordinario lo que pueden producir la apertura y la comunicación. Las posibilidades de que se produzca una ganancia verdaderamente significativa, un progreso importante, son tan reales que vale la pena correr el riesgo que esa apertura entraña. Stephen Covey

La valoración de las diferencias (mentales, emocionales, psicológicas) es la esencia de la sinergia. Y la clave para valorar esas diferencias consiste en comprender que todas las personas ven el mundo no como es, sino como son ellas mismas. Stephen Covey
ASAMBLEA EN LA CARPINTERÍA
Hubo en la carpintería una extraña asamblea. Las herramientas se reunieron para arreglar sus diferencias. El martillo fue el primero en ejercer la presidencia, pero la asamblea le notificó que debía renunciar. ¿La causa? Hacía demasiado ruido, y se pasaba el tiempo golpeando. El martillo reconoció su culpa, pero pidió que fuera expulsado el tornillo: había que darle muchas vueltas para que sirviera de algo. El tornillo aceptó su retiro, pero a su vez pidió la expulsión de la lija: era muy áspera en su trato y siempre tenía fricciones con los demás. La lija estuvo de acuerdo, con la condición de que fuera expulsado el metro, pues se la pasaba midiendo a los demás, como si el fuera perfecto. En eso entró el carpintero, se puso el delantal e inició su trabajo, utilizando alternativamente el martillo, la lija, el metro y el tornillo.
Al final, el trozo de madera se había convertido en un hermoso mueble.
Cuando la carpintería quedó sola otra vez, la asamblea reanudó la deliberación. Dijo el serrucho: “Señores, ha quedado demostrado que tenemos defectos, pero el carpintero trabaja con nuestras cualidades. Eso es lo que nos hace valiosos. Así que no pensemos ya en nuestras flaquezas, y concentrémonos en nuestras virtudes”.
La asamblea encontró entonces que el martillo era fuerte, el tornillo unía y daba solidez, la lija limaba asperezas y el metro era preciso y exacto.
Viendo la obra del carpintero terminada, se dieron cuenta de que cada uno, con sus capacidades y habilidades, no hubiera podido realizarla sin haberse reunido con el objetivo común de lograrla.
Por el placer de compartir. Rita









   

jueves, 11 de agosto de 2011

COMPRENSIÓN


El segundo hábito dentro del ámbito de la INTERDEPENDENCIA,
es COMPRENDA PARA SER COMPRENDIDO.
            Cuando escucho a mis coachees (consultantes) decir: “Mi marido no me comprende”, “No puedo hablar con mi hijo porque no me comprende”, “Mi jefe es un tirano y por más que le doy buenas razones para algún pedido especial, no me comprende”, la pregunta que me surge es:
            “¿Y vos lo comprendés?”
            La mayoría se queda callado, otros dicen “No sé, creo que sí” y otros se sorprenden porque nunca se lo han preguntado.
            Vamos por la vida pretendiendo que los demás nos comprendan pero no nos detenemos a pensar cuál es NUESTRA capacidad de comprensión.
            Cuando una comunicación “hace ruido” o se interrumpe, es rápido y fácil pensar que el otro no hace algo que nosotros queremos que haga, pero no lo es tanto, reflexionar acerca de nuestra propia conducta en la misma situación.
           
En tu relación con cualquier persona, pierdes mucho si no te tomas el tiempo necesario para comprenderla. Rob Goldston

Comprender es difícil. Una vez que se comprende, la acción es fácil. Sun Yat-Sen
           
Todo lo que no se comprende, envenena. Eugenio D’Ors
            La comprensión es nuestra capacidad de entender y para entender es necesario ESCUCHAR. No simplemente, oír, sino, ESCUCHAR. Escuchar con el cuerpo, escuchar con la mente, escuchar con el alma, escuchar con la atención en lo que nos están diciendo y no en lo que nosotros vamos a responder.
            Cada actitud que buscamos en los demás, se logra únicamente, mostrándola nosotros primero. Es un ida y vuelta, donde el “ida” nos corresponde si somos los interesados en el “vuelta”.
En la vida no hay cosas que temer. Sólo hay cosas que comprender. Marie Curie

Lo que más nos irrita de los demás es aquello que puede conducirnos a un mejor entendimiento de nosotros mismos. Carl Jung

            ¿Cuándo no te sentís comprendido, pensás primero si vos comprendés?
            ¿Te escuchás a menudo diciendo “No me comprenden”?
            ¿Valorás las falencias del otro cuando no logra darse a entender?
            ¿Te ocupás de prestar más atención a lo que dice?
            ¿Cómo es tu forma de escuchar?
            ¿Te tomás el tiempo de ser proactivo para elegir tu respuesta cuando no comprendés algo?
            El proceso de que nos comprendan es idéntico a aquel que funciona cuando queremos lograr un cambio de los demás. Cambiamos nosotros, y el otro cambia.
            ¿Por qué?
            Simplemente, porque nuestro cambio coloca al otro en una posición diferente que le hace “parar y ponerse a pensar”.
            ¿Cómo te parece que sería el feedback (lo que el otro te devuelve a lo que vos hacés mostrándote cómo ha impactado en él) de comprensión, y el ida y vuelta en una comunicación que vos abordarás con el siguiente pensamiento?

No sé si tenés razón, pero te comprendo. André Maurois
            Intentá comprender y vas a comprobar cuánto más sos comprendido.
            Para eso, ESCUCHÁ.
            Hablamos mucho más de lo que escuchamos y no nos acordamos que por alguna sabia razón, tenemos una boca y dos oídos.
            Creemos escuchar pero a lo mejor, nos está pasando algo así:

“Un señor muy preocupado llama a un amigo médico por teléfono, y le dice que su esposa está cada vez más sorda.
El médico lo tranquiliza contestándole que no debe ser para tanto.
Entonces el Sr. grita: “¡María, María!”. Y le dice a su amigo en el teléfono: “¿Ves? no escucha, NO ESCUCHA.”
“A ver”, dice el médico: “¿vos, donde estás?”
“En el living”, contesta nuestro personaje, “y mi mujer en la cocina.”
“Bien”, dice el médico. “Andá con el inalámbrico caminando hacia la cocina y a medida que te vas acercando seguí llamándola, así podemos medir su sordera.
El Sr. empieza a caminar y cada diez pasos, grita: “María!!! María!!!” Y le dice al médico: “¿Ves, NO ESCUCHA, NO ESCUCHA!”
Así. llega a la cocina y se para justo detrás de la señora que está cocinando, y le grita en el oído: “¡María!!!” Maríaaaaaaaaaaaaaa!!!”
Entonces, la mujer se da vuelta y le dice: “¿Qué querés? Hace una hora que te estoy preguntando qué querés y no me escuchas.”


            Por el placer de compartir. Rita

           
           






sábado, 30 de julio de 2011

¿GANAR Y GANAR O GANAR Y PERDER?


            Luego de que logres los hábitos que te llevarán a tu independencia, el contexto del YO: yo hago, yo puedo, yo avanzo, estarás preparado para comenzar con los hábitos de la VICTORIA PÚBLICA, o sea el ámbito de la interrelación con otros, lo que Covey llama la INTERDEPENDENCIA.
            Es básico para ser efectivo, tener incorporados los hábitos de la independencia: Sea proactivo, Empiece con un fin en la mente y Establezca primero lo primero, pero ¿para qué te sirven si no los practicás en una relación? ¿Podés conseguir tus éxitos solo?
            Las relaciones son inherentes a cualquier proceso, ya sea éste de tipo afectivo o laboral, por ende, las interrelaciones nos acompañan durante toda la vida, y la efectividad que podamos lograr en las mismas, nos conducen a un espacio de paz y logros.
            ¿Te parece que en las interrelaciones son estas tres las únicas posibilidades?
v     Perder porque el otro gana.
v     Ganar porque el otro pierde.
v     Perder ambos porque no se llega a un acuerdo.
La mejor victoria es aquella en la que ganan todos. Salomón.

En todas nuestras acciones hay otro u otros involucrados. En todas nuestras
acciones debemos buscar un beneficio mutuo.
            PIENSE EN GANAR-GANAR es el cuatro hábito de la gente altamente efectiva, según Covey.
            Este pensamiento cuestiona la premisa, tan instalada en el mundo, de que la vida es un juego de suma cero: para que alguien gane, el otro tiene que perder y viceversa.
            Cuando pensamos en ganar-ganar, establecemos relaciones desde una mente ABUNDANTE, cuando pensamos en que el otro obtenga beneficios simultáneos a los nuestros, lo que conseguimos es el BIEN COMÚN, RELACIONES ESTABLES QUE SE RETROALIMENTAN Y ASENTAMIENTO DE LA CONFIANZA.
            En tus relaciones:
            ¿Pensás sólo en vos y el otro tiene que ajustarse a lo que vos querés?
            ¿Hacés tratos en los que siempre vos sos el que se beneficia?
            ¿Pensás en el otro al momento de exigir algo?
            ¿Estás dispuesto a ceder en algo si de esa manera, el otro y vos salen beneficiados?
           
            ¿Cuánto tiempo más crees que durará una relación en la que el otro es sólo un elemento dispuesto a satisfacer tus necesidades?
           
            ¿En un negocio, tratás de sacar “ventaja” de tu otra parte?
            ¿Creés que le ganaste a un cliente a quién pudiste engañar…o lo perdiste para siempre?
             Las relaciones que no se establecen sobre el paradigma de GANAR-GANAR generan pérdidas y hacen nacer un duelo de control en donde el timón lo lleva, la manipulación.
            Una relación sana siempre se rige por el GANAR-GANAR. Esta es la opción de poder personal entre dos personas íntegras y con grandes valores.
            Fijate: Cuando sos PROACTIVO: elegís respuestas adecuadas en tus relaciones; TENÉS UN FIN EN LA MENTE: el de el beneficio mutuo y ESTABLECES PRIORIDADES: la creación de un vínculo de confianza, es porque estás preparado para la INTERDEPENDENCIA por haber aprehendido a encuadrarte dentro de tu propia INDEPENDENCIA.
            Te comparto una historia que te mostrará cómo siempre, hay más opciones cuando ya parecen todas agotadas.
Un abogado debía comprar un negocio para un cliente, que estimaba valía u$s 2.000.000. La vendedora era una viuda, que quería por él u$s 3.000.000. Por más que trataron de llegar a un acuerdo, ninguno de los participantes estaba dispuesto a correrse de su posición inicial.
Entonces el abogado recordó que siempre hay una tercera posición. Habló con la viuda para saber cuáles eran los motivos de su intransigencia.
Ella le explicó que había prometido al marido que cuando muriera, sus hijos iban a quedarse con un u$s 1000000 y que esa era la razón por la que no vendería sin ese millón en la cifra.
Y el abogado encontró la tercera posición. Ofreció a la viuda contratarle un seguro de vida por u$s 1000000, cuya prima sería abonada por su cliente. De esa forma, cuando la viuda falleciera sus hijos se harían del dinero que ella había prometido.
Por la edad de la viuda al momento de la transacción, el seguro costaría a su cliente alrededor de u$s 50000.
¿Perdió su cliente? No, porque consiguió el negocio ahorrándose u$s 950000.
¿Perdió la viuda? No, porque consiguió lo que había prometido para sus hijos.

SIEMPRE hay una tercera opción cuando pensamos en GANAR-GANAR.
Por el placer de compartir. Rita