Se ha producido un error en este gadget.

viernes, 2 de septiembre de 2011

KAIZEN



            KAIZEN es una palabra de origen japonés que proviene de dos vocablos:
KAI: CAMBIO
ZEN: BUENO, MEJOR
            Kaizen es un sistema fundamentalmente aplicado a la empresa pero aquí lo usaremos en relación al Coaching personal, en relación a los cambios mejoradotes que los humanos podemos producir para que nuestra evolución sea permanente.
            El lema del KAIZEN es:
“Hoy mejor que ayer, mañana mejor que hoy”.
            Se distingue especialmente por APOYARSE EN LOS LOGROS OBTENIDOS PARA INICIAR LA SIGUIENTE MEJORA.
“Un hombre robusto y entusiasta pide trabajo como leñador en un gran bosque y después de una entrevista con el supervisor, consigue el empleo. Tiene asignado una sección de árboles y le entregan el material para empezar a trabajar.  El supervisor indica que volverá en unos días para ver cómo va progresando. Nuestro hombre empieza el primer día con mucho entusiasmo y al final de la jornada ha derribado 15 árboles. Al segundo día, no satisfecho del resultado del primer día, decide trabajar con más ganas y termina haciendo caer 12 árboles. Sorprendido, se acuesta pronto y al tercer día se levanta más temprano dispuesto a superar su marca, pero sólo logra hachar 8 árboles…Al cuarto día madruga junto al sol, no para, trabaja más horas y sólo puede con 6 árboles. Exhausto y desilusionado ve llegar al supervisor y le cuenta su experiencia… Al finalizar el veterano jefe le pregunta ¿En estos días cuanto has dedicado a afilar tu hacha?”

            Este es el cuento que usa Stephen Covey para explicar el 7º HÁBITO, al que él denomina AFILAR LA SIERRA.
            Se trata de que prestes atención a cómo estás haciendo las cosas. Se trata de que te des cuenta de que no importa si tu conclusión es que no las estás haciendo bien, siempre y cuando tengas presente que SIEMPRE PODÉS MEJORAR. Y aún cuando sí las estés haciendo bien, SIEMPRE HABRÁ UNA MEJOR MANERA DE HACERLAS.
            ¿Cómo estás haciendo las cosas?
            ¿Te satisfacen tus resultados?
            ¿Qué podrías hacer mejor?
            ¿Qué podrías intentar para mejorar tus resultados?
            ¿Qué más podés hacer?
            En la mejora continua no hablamos de grandes y repentinos cambios, sino que, por el contrario, TODO está signado especialmente por lo PEQUEÑO pero ininterrumpido.
            Pequeños pasos.
            Pequeños detalles.
            Pequeños avances.
            Pequeños momentos, etc.
            Y SIMPLE, lo más simple posible.
Simple y sencillo, no lo complique. Esta es otra frase base del KAIZEN.
            Hay una famosa anécdota de una compañía de aviación, una de cuyas azafatas observó que el noventa por ciento de los pasajeros, dejaba en sus platos de comida, la aceituna. La compañía decidió no servir más aceitunas y la empresa ahorró miles de millones de dólares a lo largo de un año.
Cierta vez, un profesor de administración nos habló sobre el Kaizen y usó como ejemplo un jardín japonés. En el jardín no se ven grandes cambios, pero cada día, imperceptiblemente, están haciendo pequeñas mejoras: se cortan unos brotes por allí, se quitan unas hojas secas por allá. No se realizan cambios sustanciales sino pequeños retoques diarios que significan un perfeccionamiento continuo.

Los pequeños detalles significan una gran diferencia en el resultado final.

La mejora tiene que ver con DAR MÁS, CON PODER MÁS y para eso, es básico que cuides todos tus dominios: físico, mental, espiritual y emocional. De esta forma, estarás en condiciones de DAR Y PODER con EXCELENCIA.
Cuando tengas frente a vos, a esos seres queridos en quienes querés influir para hacerles superar el SAPO que ves en sus defectos, recordá que, detrás de cada SAPO hay un PRÍNCIPE que si sabes besar con tus palabras, lograrás que aparezca.
¿Cómo cuidás tu salud?
            ¿Te capacitás para mejorar tus resultados?
            ¿Trabajás sobre tus actitudes que no generan bienestar a tu alrededor?
            ¿Investigás a ver qué hay de nuevo?

            Cada acción que realices tiene que tener un sentido, tiene que servir al TODO. Lo que no suma, resta.
            Según Masaki Imai, creador del método KAIZEN o de mejora continua, aquí hay que dar pequeños pasos, tal vez, mínimos, pero cuando se van acumulando, suponen un GRAN CAMBIO, la GRAN MEJORA. Y atención: Ningún paso sobra. Y todo lo que sobra, se elimina.
            Por el placer de compartir. Rita




No hay comentarios:

Publicar un comentario